CUIDADO DE LA PIEL


CUIDADO DE LA PIEL
La piel es el órgano más grande del cuerpo, el único que está en contacto directo con el exterior continuamente.
La piel cumple importantes funciones como:
• Nos sirve de defensa ante gérmenes, el sol y la contaminación exterior
• Gracias a las terminaciones nerviosas que tenemos en la piel recibimos información del mundo exterior, por ejemplo sentimos frio, calor, dolor...
• La piel es la responsable de regular la temperatura corporal y mantener el equilibrio entre el exterior y el interior del cuerpo.
• La piel tiene también una importante función estética, su estado influye en la imagen que los demás tienen de nosotros, lo que es importante en las relaciones sociales
La piel se renueva continuamente. Con el paso del tiempo alguno de sus componentes, como el colágeno, la elastina o el ácido hialurónico van disminuyendo dando lugar a las arrugas y la flacidez, por ello debemos cuidar e hidratar nuestra piel.
Un buen cuidado cutáneo implica cuatro pasos básicos:
1. LIMPIEZA
La limpieza facial se recomienda dos veces al día: por la mañana retiraremos los restos de los cosméticos que nos hayamos aplicado por la noche y los propios deshechos de la regeneración natural de la piel, y por la noche limpiaremos las impurezas, la polución y el resto de cosméticos y maquillaje.
El producto que utilices para la limpieza de tu piel debe adaptarse a tus necesidades, no es lo mismo limpiar una piel grasa que una piel seca. Es recomendable evitar el uso de toallitas, que son muy agresivas con la piel, utiliza productos que modifiquen el pH de la piel lo menos posible.
Una correcta limpieza de la piel mejorará la eficacia de los productos de tratamiento que utilices posteriormente ya que facilitan su absorción.
2. TONIFICACIÓN
Después de la limpieza es recomendable usar un tónico que devuelva el pH de la piel a sus valores adecuados
3. HIDRATACIÓN
En cuanto a la hidratación puedes incluir en tu rutina diaria dos pasos: sérum y el tratamiento hidratante.
Los sérum son productos que tienen una concentración más alta de activos en su fórmula y una textura más ligera con lo que se favorece su absorción a través de la piel.
Las cremas hidratantes deben cubrir tus necesidades de hidratación y nutrición cutánea, elige los productos que mejor se adapten a tu tipo de piel.
Existen cremas hidratantes en cuya composición encontramos compuestos que hidratan, nutren, tratan las arrugas y la flacidez según tus necesidades.
Debemos recordar que el contorno de los ojos es una piel mucho más fina y delicada por lo que existen productos específicos para esta zona que se deben aplicar con la yema de los dedos a toquecitos.
4. PROTECCIÓN SOLAR
El sol afecta a la piel tanto en invierno como en verano, puede producir manchas, quemaduras, envejecimiento prematuro, aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel, así que saltarse este paso no es una opción, aplícate siempre como último paso un protector solar.
Como complemento a los cuidados de la rutina diaria, según tu tipo de piel puedes realizar una rutina semanal que incluya:
5. EXFOLIACIÓN
Una vez a la semana si tu piel es seca o dos veces si tienes una piel grasa se puede realizar una exfoliación para eliminar las células muertas de la piel.
El importante aplicar el producto sobre nariz, frente, cuello y mejillas evitando el contorno de los ojos, y aclarar con agua tibia.
6. MASCARILLAS
Las mascarillas se deben usar una o dos veces por semana preferiblemente tras la exfoliación, con ellas aportas a tu piel un cuidado intensivo y profundo.
Además de las rutinas diarias y semanales ya explicadas para el cuidado de la piel es importante beber suficiente agua y llevar una alimentación saludable que aporte las cantidades necesarias de vitaminas y antioxidantes, así la piel se verá más hidratada y luminosa. Evita ciertos hábitos tóxicos como el alcohol o el tabaco que empeoraran el aspecto de tu piel. Durante el descanso nocturno la piel se regenera , por eso, dormir lo suficiente, además de proporcionarte un aspecto más descansado, también hará que tu piel se vea más radiante y bonita.

¡SIGUE ESTOS CONSEJOS Y TENDRÁS UNA PIEL SANA Y RESPLANDECIENTE!

VEN A TU FARMACIA DE CONFIANZA, TE AYUDAREMOS A ENCONTRAR LOS PORDUCTOS QUE MEJOR SE ADAPTEN A TU RUTINA